El jaguar no está muerto

Los pupilos de Ricardo Ferretti batallaron para llevarse la ventaja en un partido que parecía terminaría con un empate que favorecía a los del sur del país, pero una anotación de Damián Álvarez a escasos minutos de terminar el duelo le dio el triunfo a los universitarios.

Jaguares se plantó con una línea de cinco defensores, limitándose a recibir los embates y controlar el partido, algo que consiguieron durante los primeros 20 minutos.

Cuando la desesperación comenzaba a apoderarse del equipo local Egidio Arévalo encontró la llave para abrir el cerrojo chiapaneco, el uruguayo naturalizado mexicano centró entre tres zagueros y dentro del área André-Pierre Gignac definió de antología al lanzar el cuerpo hacia atrás y con una media tijera mando el balón al fondo de las redes para conseguir el 1-0 a los 21 minutos.

El francés estuvo a punto de hacer el segundo con otra jugada de ensueño. Gignac pisó la pelota y de pierna derecha la mandó al arco pero el portero Oscar Jiménez reaccionó para mandarla a tiro de esquina con un manotazo.

Los visitantes fueron tejes si jugadas y al 55’ estuvieron cerca de conseguir la igualada. Silvio Romero se despojó de la marca de Hugo Áyala por el costado izquierdo para centrar a segundo palo, en donde Avilés Hurtado desaprovechó el arco abierto y la mandó por encima de la portería.

Jaguares estuvo insistió y en una segunda jugada en busca del empate Nahuel Guzmán se vistió de héroe y gracias a sus reflejos mandó a tiro de esquina un remate de Romero que parecía colarse al arco.

Un minuto después la suerte llegó para el equipo de Ricardo La Volpe, en un intento por despejar Israel Jiménez rebanó la pelota para dejarla en Romero quien tiró con dirección al arco para que Juan Insaurralde terminara empujando al balón para el 1-1 a los 65′.

El empate parecía consumarse y la desesperación comenzaba a apoderarse de los seguidores auriazules, hasta que una genialidad de Damián Álvarez le regresó la vida al Universitario.

El argentino naturalizado mexicano recibió un pase de Gignac y de pierna derecha elevó el balón para dibujar una parábola y lograr una vistosa anotación que significó el 2-1 a los 85 minutos.

Ahora a los auriazules les es suficiente un empate o hasta perder por un gol, a partir del 3-2 , en el partido de Vuelta el sábado en el Estadio Zoque para avanzar a las Semifinales del Apertura 2015

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *